miércoles, diciembre 12, 2007

SÍNDROME DE LONDON

Que levante la mano o el mouse el que alguna vez ha tenido ganas de dar un cambio radical a su vida y largarse a otro lugar, solo o sola, rompiendo con todo, empezando de nuevo, viviendo experiencias nuevas y excitantes y mandando a paseo la rutina diaria.
Mmm… lo imaginaba: la mayoría. A mi constantemente me pasa. Pero después de este puente viviendo el Londres que no había encontrado en mis anteriores visitas, el sentimiento ha pasado de ser una fantasía recurrente a una especie de necesidad vital.

La culpa de todo la tiene Aitana que vive una vida llena de aventuras, glamour y jolgorio en la city of cities. Ella decidió largarse a Londres hace más de un año y estudia un master de diseño en la prestigiosa Sant Martins School of Arts. Segundo puntazo: fui a ver su “cole” y rebosaba creatividad y talento por cada pared y cada flyer. El primer puntazo fue ver el “cool place” en el que vive, compartido con un brasileño majo: un loft en el corazón del East End, la zona que ahora se está convirtiéndo en “lo last” de Londres. Para muestra, un botón.














Bueno, pues la vida de Aitana me dio mucha envidia: aluciné con sus proyectos de estudios y con su modus vivendi. Y sobre todo aluciné con su intensa vida sentimental. Claro que no es de extrañar: guapa, talentosa y con estilazo (en una ciudad donde ese punto pasa a ser el número uno de la lista, por delante de otros más nuestros como la “buenez”, la pasta o la proyección profesional), no es de extrañar que le lluevan las conquistas casi tan a menudo como la rain falls en Londres.

Pero lo que me puso cardíaca de todo fueron las dos noches de fiesta y desenfreno por la zona de Shoreditch. Era como entrar en otra galaxia. Gente rara, gente guapa, gente estrambótica, gente de todas partes, gente absolutamente absurda…
Había ratos en que me apalancaba con la birra y no podía dejar de mirar a todo bicho viviente; era un espectáculo impagable.
Y la música…¡ay, la música! ¡Qué subidón!
Y las tiendas de segunda mano… ¡inacabables!
Y los hombres… ¡Qué hombres! Parecían todos salidos de una banda de rock. Me consuela saber que he vuelto con el mail de un british lánguido de ojos inquietantes llamado Brian al que conocí en el Jaguar Shoes el viernes y con el de un guapo italiano llamado Lucca que se despidió de mi el sábado con un beso de película en la puerta del BoomBox. Para que luego digan que en las Britanias no se liga.

En el Catch vimos en concierto a un grupo chulísimo. La cantante, esta godness de la noche, era pura energía. En el local estaba un tal Billa, un tío que se dedica al “clubbing” (¡qué bonita actividad!) haciendo fotos que luego cuelga aquí.
En fin, soy consciente de que he vuelto patológicamente prendada y de que el “trendysmo” me ha cegado. Y que la realidad luego es el de una ciudad fría, lluviosa, cara y llena de gente superficial y obsesionada con la imagen… aunque ésta a veces sea un poco deplorable (Aitana vio a un tío cuyo “outfit” –sic– consistía en un cubilete de patatas del McDonalds a modo de sombrero). Pero como sólo he estado cuatro días, sólo he visto el sunny side of (London) life.

Y esta semana Barcelona me parece taaaaaaaaaaan gris.

23 comentarios:

djflow dijo...

En efecto, dear: London es bastante invivible si no tienes estilo, pero creo que el tema pasta también es muy importante ¡London es incluso muuuucho más caro que Madrid y/o Barcelona! Y me temo que pasaron los años en los que era posible sobrevivir "rollo squatter"...

Mañana, yo mismo tendré un momentazo London 77 en una fiesta "punk" bastante absurda en la que entrevistaré al mismísimo Malcolm McLaren... si sobrevivo, prometo contar mis experiencias.

By the way: es una lástima pero no puedo ver las fotos que ha colgado usted ¿Será porque me he cambiado por fin a Mozilla? ¡My goodness! Espero que no...

Boomings dijo...

Tienes toda la razón Mila: yo creo que una vez al mes decido emigrar y mandar a la mierda a todo el mundo...
London es mi ciudad europea favorita, podría ir de fin de semana una vez al mes si pudiera permitírmelo porque me fascina en todos los sentidos.
Ahora no viviría ahí ni muerta: por el clima, por la pasta, por la prepotencia de la gente... Soy mujer de sangre caliente y no cambio Barcelona por nada del mundo. De hecho cuanto más viajo más contenta estoy de vivir donde vivo ;-)
Eso sí, para desconectar London es lo más!
Un abrazo

mila dijo...

Aix! Han desaparecido! No es el Firefox, no mr. Diyéi, que me ha acompañado siempre sin sobresaltos. Es una servidora que debió hacer algo mal... Voy a solventarlo!
Y más le vale sobrevivir al punk revival, que la experiencia promete...

Boomings, tengo ganas de congratularme de nuevo con mi ciudad, últimamente no me gusta nada. Pero tampoco me imagino haciéndome viejecita en londres: tendría que llamarme Mildred y tener muchos gatos. Y odio el papel pintado con flores!

Ángel dijo...

Ya me tentó la idea de irme y me fui a Sydney. Me arrepiento de haber vuelto, la verdad, pero había que ganarse la vida y labrarse un futuro. Aún así, no descarto volver.

Me gusta Londres, sin más. Tiene 'un algo', pero no soporto las tiendas, las aglomeraciones de los mercadillos, la lluvia, la cerveza del tiempo, la consumiciones pequeñas ni los expañoles cuando viajo al extranjero.

Sinceramente, no viviría allí. Además, echaría muchísimo de menos la gastronomía ibérica. Aún así, la animo a irse si es lo que le pide el cuerpo.

mila dijo...

Qué envidia, Ángel. Tengo unas ganas de ir a Australia...
Estoy de acuerdo en que lo que más echaría de menos whatever I go sería la gastronomía. Pero me gusta aprender cocina extranjera, y extranjeros en London, los que quieras. Hablo siempre de vivir una temporada, como tú hiciste. Me quedé con el gusanillo en mi época universitaria, y ahora quizás es el momento. El problema es que yo trabajo con el idioma, y mi inglés no está como para andar haciendo titulares. También pienso mucho en Buenos Aires, pero el sueldo de allí no me permitiría ahorrar demasiado... La verdad es que cada vez que voy a una ciudad nueva me entran ganas de vivir allí una temporada: me pasó con Amsterdam, con Buenos Aires, con Nueva York, con Copenague, y hasta con DF y Madrid. Igual es patológico...
Añado que en casa no tengo calefacción, sólo estufas, y paso mucho frío!!!! (mal endémico de Barcelona, que con el rollo de que los inviernos son "suaves" ni DIos invierte en calefacción central...

eme dijo...

Pues para tipo que practica el clubbing fíjate en http://www.thecobrasnake.com/.
Es un jovenzuelo muy original que se dedica a fotografiar a lo más de Los Angeles y Nueva York. Su musa es una tal Cory Kennedy de 15 años que se ha convertido en la revelación de los coolhunters. La niña mezcla mercadillo con gucci, chanel, etc y se lo pasa pipa semi inconsciente de fiesta en fiesta. Cobra se encarga de inmortalizar esos momentos. Todo un universo.

marga dijo...

ai, que dir de londres... fins fa poc la meva ciutat preferida, però després de la meva darrera visita fa un any i mig vaig tornar malalta: els preus són el triple de cars! un billet senzill de metro 500 peles? no way! em quedo amb roma... però per la tardor del 2008 hi tornaré a caure, el west end em crida!

S (ese) dijo...

Pues si, estas son la clase de cosas que me deprimen.
Me pasaba en su día con Sensación de vivir (90120 Beverly Hills) y ahora me pasa con London.

Un saludo.

Cayetana Altovoltaje dijo...

Jopetas, pues a mí que Londres me parece el paradigma de todo lo que menos me gusta de este país: la superficialidad, el consumismo vacío, la falta de calor... en fin, bien para una visita, pero nada más. En Barcelona (en toda España en general) la gente es más feliz, y eso se contagia. He dicho. Por algo todos los ingleses se vuelven locos por venir a España y andand comprando todo el Levante.

mila dijo...

Ay, Caye, ¿Que en Barcelona la gente es feliz? Pero si en el metro, en el autobús, en la calle, todo el día nos andamos quejando! Y en los bares y restaurantes la gente es muy antipática. Sé que es raro que una catalana de pura cepa diga eso, no creo en el determinismo cultural ni en los estereotipos, creo que se trata más bien de cómo se ha organizado la ciudad, los roles...
De todas maneras, creo que lo que hace a Londres y a otras capitales tan abiertas es la ventaja multicultural que nos llevan (aunque sea a costa del colonialismo del pasado). Ojo, digo Londres, que no Inglaterra, que el resto del país me da a mi que son un poco más hooligans-compra- terreno-en-murcia! Pero como siempre, estoy hablando por hablar y sin ninguna prueba científica o estadística que lo corrobore. je.

Carmen dijo...

Yo estoy con djflow y hace poco le corroboré en mi VISA y en mi blog, Londres es muy caro, el doble que Barcelona. Además, es frío y lluvioso cosa que no soporto, días y días son poder ver el sol... aunque días como hoy en nuestra ciudad condal es para no haber salido de casa!
Besos

Abogada en Bcn dijo...

Que envidia! Yo estuve en London en el año 1992, viaje de fin de curso de COU y me limité a babear por un compañero de clase que no me hacía ni caso en vez de disfrutar de la ciudad... Así que tengo que volver...

pikonasso dijo...

Coincido contigo en muchas cosas pero en esto para mi es vital!! Necesito cambiar de horizontes con relativa frecuencia, y pronto estoy seguro que volveré a hacerlo.
Yo también viví un tiempo en Londres, en mis tiempos de estudiante, después me cambié a Dublín, ya como currante. Lo añoro mucho, sobretodo después de ver "ONCE" (película que os recomiendo desde ya, mis amigos vivian en la misma plaza que la protagonista) Londres es mas cosmopolita, pero Dublín tiene un rollo que atrapa y enamora, creo que es sobretodo por los Irlandeses/as y por Irlanda, un paraiso. Afortunadamente me voy a pasar la nochevieja allí.
Hace poco intenté ser profesor de castellano en Kansas City, me quedé el primero en la lista de espera, volveré a intentarlo, ojalá me lo den!!!

pau dijo...

Lo curioso es que cuando viene un londinense a barna, del subidón que pega tiene un orgasmo. Y a veces es peor, Cheli tuvo dos pacientes, uno sueco y otro japo, que sufrieron una especie de shock debido a la emoción (se describe con una palabra más científica pero hoy no me sale)
Y te quejas... tu que ligas hasta con las zapatillas de andar por casa.

Sil dijo...

A mi Londres me gusta casi tanto como me gustas tú, Mila, pero siempre siempre con billete de vuelta a la ciudad condal.
Yo viví allí unos meses en otra vida y al final a una le sale el ramalazo mediterraneo y tanta lluvia y tanto gris no se puede aguantar y sales corriendo por patas a la primera de cambio.

Luisru dijo...

Pikonasso, a mi también me encantó 'Once' aunque nunca he estado en Dublín... Ni en Londres, aunque tampoco puedo compararla con Barcelona... Porque tampoco he estado en barcelo. Patético. Proposito de año nuevo: viajar a estas 3 ciudades durante 2008. Pero coincido con Caye en que creo que en Spain la gente es más feliz: hay más días de sol, así de simple.

Sophie dijo...

ay mila!
es lo que tiene london city,q te encandila cosa mala...pero el subidón que te ha dao no tiene precio!

acerca de eso de irse a la aventura..creo q a todos nos pasa por la cabeza,no una sino millones de veces.y cdo llama demasiadas veces quizá haya que hacer caso..

;)

ScullyMD dijo...

A mi se me pasa un día sí y otro también la idea de irme de aventura por el mundo... pena no llamarse Paris Hilton... ah no, que ya no es heredera!! Ah, que anda en pelotas por la calle! Retiro lo dicho... prefiero seguir con mi vida gris antes de todo eso

Abogada en Bcn dijo...

Mila, feliz año!! Sé que te debo una foto, no lo olvido!
Te suena un tal "antibasquet", es nuestro hombre!

Anónimo dijo...

Bueno, y qué tiene London que no tengan Madrid o Barcelona, no? para unos días no esta mal, pero donde este España que se quite todo lo demás :)

Anónimo dijo...

Esperamos una actualización!

mila dijo...

Pipol!!! Anuncio novedades estéticas. Y con un poco de buena voluntad, también de "chicha".
Falta muy poquito!
Manual restyling oh yeah.

Abogada:
El antibasket????? Ahora me acuerdo.
God, la vida, amigos, va en círculos. O más bien en elipses...

TENDER EPITHELIUM dijo...

Copenhagen...te encantaría pasar una temporada allí...es una apuesta segura..en serio...enfin, de todas maneras tendemos a idealizar demasiado todo lo de fuera pero lo recomiendo a todo el mundo!!

Aunque no tiene mucha relación con el tema de hoy, me gustaría recomendar un libro de mujeres para mujeres. Saldra a la venta el próximo 14 de febrero. Se titula "LO QUE LOS HOMBRES NO SABEN" y la escritora Lucía Etxebarria está colgando extractos en http://www.lucia-etxebarria.com/diario/.

Muy recomendable para ellas...y para ellos...